Páginas vistas en total

lunes, 23 de septiembre de 2013

Un Resumen Ejecutivo de las Perlitas del Presupuesto 2014

El proyecto de Presupuesto 2014 está en el Congreso Nacional. El primer punto a resaltar no es económico o financiero, sino político. Después de la derrota electoral en las PASO, el Poder Ejecutivo, previendo perder la mayoría en el Parlamento, pretende darle un tratamiento express y tener el Presupuesto sancionado antes de las elecciones de octubre con el propósito de evitar que una nueva composición en las cámaras dificulte su tratamiento y/o impida la prórroga de la Ley de Emergencia Económica sancionada en 2002 y de los impuestos con vigencia hasta el 31 de diciembre (impuesto al cheque, cigarrillos, monotributo y cooperativas).

El Proyecto Presupuesto 2014 muestra más vicios que todos sus predecesores, ya que ha sido confeccionado en base pautas macroeconómicas que son aún menos realistas que las proyectadas en los anteriores años.  En esta oportunidad hay números “inflados”, números “pisados” y otros números que parecen “razonables” pero en realidad no lo son, ya que esconden “gato encerrado”.

Entre las perlitas numéricas y conceptuales que asombran en el Presupuesto 2014 se puede mencionar

i) se estima una desaceleración de la inflación minorista que cae de 10.5% (2013) a 9.9% (2014); 

ii) se estima una desaceleración en el aumento de los precios implícitos del PBI que pasa de 16.0% (2013) a 15.8% (2014);

iii) se desacelera el ritmo de devaluación pasando de 25.0% (2013) a 6.9% (2014) en la versión punta a punta con un dólar que pasa de $6.10 (fin 2013) a $6.52 (fin de 2014). 

iv) un crecimiento económico que se acelera de 5.1% (2013) a 6.2% (2014) y se encuentra impulsado por el fuerte crecimiento de las exportaciones (+9.2%) y el mayor dinamismo de la inversión (+8.5%); 

v) se acelera el crecimiento del PBI nominal por más crecimiento con menos inflación, pasando de 21.9% (2013) a 22.9% (2014); 

vi) con un crecimiento de 6.1% se plantea que las importaciones crecerían sólo 8.6%, lo cual ubica el superávit comercial en 10.000 millones de dólares y deja en claro que las trabas a las importaciones continuarán en 2014;  

vii) las estimaciones de crecimiento de 5.1% (2013) y 6.2% (2014) dispararían el pago de cupón PBI, que representaría una pérdida de más de 3.000 millones de dólares de reservas por año en 2014 y 2015; 

viii) continúa habiendo “Fondo de Desendeudamiento” que crece 24% interanual, alcanzando el mayor monto desde su creación, tanto en términos absolutos (USD 9.855 millones), como en relación a las reservas (28%); 

ix) la novedad es que el Fondo ahora alcanza tanto el pago en dólares (5.200 millones) como en pesos (USD4.650 millones) de la deuda con privados; 

x) si la deuda en pesos es pagada con adelantos transitorios, se liberan recursos del Fondo de Desendeudamiento que podrían ser utilizados para un potencial pago a los holdouts en un escenario judicial adverso;

xi) en el plano fiscal continúa habiendo subestimación de recursos y gasto “pisado”, que junto a la prórroga de la Ley de Emergencia Económica y los super poderes le permiten al PE gastar discrecionalmente todos los recursos que excedan lo presupuestado.

xii) la subestimación de ingresos es menor que en años anteriores, porque se proyecta que los recursos extraordinarios que el BCRA y el ANSES le pasan al Tesoro aumentarán 40% con respecto a 2013, pasando de $55.000 MM (2013) a $78.000 MM (2014).

xiii) el gasto está más “pisado” que en todos los años anteriores, ya que el gasto primario crece sólo 15.6% en relación a 2013. El aumento del gasto primario proyectado en 2014 es menos de la mitad de su crecimiento proyectado para 2013 (32.1%). 

xiv) la máxima subestimación del gasto primario permite “inflar” en forma record al superávit primario que aumenta 193 veces entre 2013 ($431 MM) y 2014 ($83.889 MM), pasando de 0.02% (2013) a 2.6% (2014) del PBI

No hay comentarios:

Publicar un comentario