Páginas vistas en total

miércoles, 16 de agosto de 2017

INDICE DE FRUSTRACIÓN GIACOMINI / MILEI (nota publicada en La Política On LINE del 13/08/2017).

El índice de frustración muestra con números objetivos porque los agentes económicos tienen una peor percepción a pesar de la moderada recuperación.  

La economía llega a las PASO inmersa en una muy moderada recuperación, que no sólo es suave y lenta, sino sectorizada; es decir no es para “todos”.  De acuerdo con los datos del EMAE acumulados a mayo’17 (148,3), el nivel de actividad actual es similar al que había en mayo’15 (148,3).

Sin embargo, la recuperación acumulada en los primeros 5 meses de 2017 (+1,0%) es marginalmente menor que la que se había logrado en el mismo período de 2015 (+1,4%). De los 16 subsectores del EMAE, hay 10 que en 2017 se comportan mejor que en 2015. Por el contrario, hay 6 cuya performance es peor que en 2015.

No obstante, la “sensación térmica” en 2017 es peor que en 2015 porque la coyuntura del mercado laboral es más difícil y, fundamentalmente, porque hay un fuerte deterioro del consumo con relación a 2015.

La caída del empleo se siente principalmente en el sector industrial, que perdió 50.000 puestos de trabajo con relación a 2015. En 2017 (+0,0%) no hay creación neta de empleo privado registrado, mientras que en 2015 (+1,9%) sí lo había. En el agregado, el empleo privado total registrado es prácticamente igual cuando se compara 2017 (6.211.809) con 2015 (6.212.701), pero la población creció +2.2% en estos dos años. Además, hay pérdida de empleo informal.

Sin embargo, la caída del consumo es la principal explicación detrás del deterioro de la sensación térmica en 2016/2017. El nivel de ventas (reales) en shoppings de 2017 (+171,0) es muy inferior a 2015 (205, 5). Lo mismo sucede en supermercados: 140,3 (2017) contra 159,1 (2015).  (140,3). Paralelamente, las ventas en shoppings cayeron -12,5% en los primeros cinco meses de 2017, mientras que en el mismo período de 2015 habían aumentado +2,8%. Las ventas en supermercados cayeron mucho más en 2017 (-8,1%) que en 2015 (-1,0%).  Al mismo tiempo, según CAME las ventas minoristas cayeron -2.8% en 2017, mientras que en 2015 habían aumentado +1,9%.

El deterioro de la sensación térmica puede cuantificarse midiendo la frustración de los agentes económicos. La frustración de los agentes económicos es cuantificada objetivamente por el Indice de Frustración Giacomini / Milei (IF de G&M).



De acuerdo con las estimaciones del IF de G&M, los agentes económicos presentan un nivel de frustración un +38,3% más elevado cuando se compara junio’17 contra junio 15. Sin embargo, el nivel de frustración ha caído con relación a diciembre’16 (-47%) y junio’16 (-68%), con lo cual es esperable cierta mejora del consumo durante los próximos meses.  

Analizando la serie histórica del IF de G&M para 2007/2017, el pico de frustración se alcanza en julio 16 (7,93) cuando más que se duplica el anterior pico de diciembre 14 (3,77), que a su vez había sido superior a los dos anteriores picos de julio’12 (2,84) y diciembre’09 (2,90); respectivamente. En otras palabras, el IF de G&M presenta una marcada tendencia alcista durante la administración de CFK en 2008/2015, pero dicha tendencia se profundiza en 2016/2017.



¿Por qué hay un salto (caída) récord de la frustración (consumo) en 2016/2017? Por dos razones. Primero, porque es la primera vez que todas las variables que componen el IF de G&M (tasa desempleo, distribución del ingreso medida con Coeficiente de Gini e inflación en el numerador y poder adquisitivo del salario medido en alimentos y PBI per cápita en el denominador) actúan en forma simultánea y en el mismo sentido potenciando la suba de la frustración. Segundo, porque la mayoría de las variables que componen el índice nunca habían impactado negativamente con tanta fuerza como a partir de 2016. 

Puntualmente, la inconsistencia del combo de políticas económicas aplicadas a partir de finales de 2015 es la principal responsable del salto (caída) de la frustración (consumo). Primero y principal, se salió mal del Cepo. El ministro Prat Gay se desentendió del exceso de dinero (4% del PBI), generando un excesivo salto del tipo de cambio y de la inflación. El salto de la inflación fue récord potenciando la suba del IF de G&M.

Paralelamente, la suba del dólar más la quita de Retenciones y la eliminación de las regulaciones al comercio (internacional y nacional) generaron un salto del precio de los alimentos muy superior a la inflación general, lo cual desplomó el poder adquisitivo del salario medido en alimentos, potenciando la suba (caída) de la frustración (consumo).

El salto del precio de alimentos más los ajustes tarifarios tienen un impacto relativo negativo superior sobre los sectores más vulnerables, impactando negativamente en la distribución del ingreso (suba del coeficiente del Gini), con lo cual también se retroalimentó la suba (caída) de la frustración (consumo).

Esta caída del consumo afectó negativamente la demanda de bienes de la industria sustituidora de importaciones, que también se vio estrangulada por el lado de la producción con la suba de tarifas, la política de endeudamiento, el incremento del déficit fiscal y el endurecimiento de la política monetaria (para controlar la inflación). Así, tanto el sector manufacturero exportador como y la industria sustituidora de importaciones registraron importantes caídas del nivel de actividad, generando un aumento mayor del desempleo que sumado a la caída del PBI per cápita, potenciaron la suba (caída) de la frustración (consumo). 

En síntesis, el IF de G&M cuantifica objetivamente el aumento de la frustración de los agentes económicos durante 2016/2017, mostrando que el diseño de políticas económicas aplicadas desde finales de 2015 no fue bueno. Paralelamente, el IF de G&M también explica la percepción de que Cambiemos “gobierna para los ricos”, echando luz sobre problemática socio económica del tercer cordón del conurbano bonaerense, en dónde más aumentó el desempleo, más se siente la inflación, más cayeron los salarios en términos de alimentos y más se siente la desigualdad. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario