Páginas vistas en total

lunes, 29 de septiembre de 2014

Un 2015 más complicado? Nota Publicada en Ambito Financiero el 29/09/2014

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=760386

Un 2015 más complicado? Por Diego Giacomini.

Hasta fines de 2013 los problemas cambiarios se explicaban exclusivamente por el exceso de oferta monetaria, que en aquel entonces lo estimamos en 5.1% del PBI.  Ahora el escenario es mucho más delicado, porque el exceso de pesos se alimenta de la caída de la demanda dinero, que es una variable que el BCRA no controla en el corto plazo. Y es grave, porque su caída explica el aumento del blue hasta $15.4 y la aceleración de la inflación de 26% a 40% anual. Sin embargo, Fábrega entiende este problema y por eso la “corre de atrás”, colocando casi la misma cantidad de LEBACs ($93.968 MM) que de base ($106.809 MM) en los primeros 8 meses. Aunque existen dudas que pueda seguir “en esta carrera”.

Hay que emitir $110.000 MM hasta fin de año y consecuentemente la demanda de dinero puede caería más, alimentando la inflación y al blue. Lo más probable es que la inflación promedie 40% y cierre en 42%/43% interanual en diciembre 2014. Además, el BCRA perderá más reservas (usd24.600 a fin de 2014 y 12.500 a fin de 2015 si se paga todo). Así, 2015 comenzaría con un dólar cobertura de $19 y un blue entre $17 y $21; brecha mayor al 90%. A fin de año se necesita un dólar oficial de $9.4 para que el tipo de cambio real sea igual al de diciembre’13. Con un gobierno renuente a devaluar el dólar oficial y más caída de la demanda de dinero, la economía se encaminaría a un episodio similar a enero’14. Sin embargo, se necesitaría devaluar y subir la tasa más que en enero pasado para volver a “comprar” tiempo y llegar a fin de mandato.

El gobierno continúa incentivando el gasto y el consumo (Procrear, Progresar; Procreauto y Proemplear) porque diagnostica que los problemas están por el lado de la demanda de la economía. Pero la caída de la actividad se profundiza porque se contrae la inversión, nos consumimos el stock de capital y se reduce la oferta agregada. En este escenario, estimular la demanda agregada termina generando menor producción y menos empleo con más inflación. Para peor, “salen” la Ley de Abastecimiento y la Ley de Cambio de Domicilio, que implican menos producción, menos empleo, más escasez, más aislamiento, menos financiamiento, más problemas cambiarios, menos inversión y más destrucción de capital; en definitiva menor nivel de actividad con menor demanda de dinero y más inflación.


Salvo un volantazo de política económica y un arreglo con los hold outs, la economía no tiene de dónde agarrarse para volver a crecer. La soja cotizará alrededor de 20% más barata que en 2014 y Brasil crecería en torno al 1% anual en 2015, ergo el sector externo jugará “en contra”. Paralelamente, el mercado interno, el consumo y la inversión tampoco generarán crecimiento. En este contexto, sería probable que la tasa de crecimiento cayera -3.5% en 2015.  Habría aún menos demanda de dinero y más inflación, que proyectamos que se ubicaría en promedio por encima del 50% anual en 2015. Siguiendo la lógica del Presupuesto 2015, que devalúa el tipo de cambio oficial con la inflación, no habría que descartar un dólar oficial en torno a $14.5 a fines de 2015. El dólar oficial se encarecería a medida que cayera más la demanda de dinero y consecuentemente más se acelere la inflación.   

1 comentario:

  1. Gran blog Todas las publicaciones tienen algo que aprender. Su trabajo es muy bueno y le agradezco y espero algunas publicaciones más informativas. Avance cupo en Dolares

    ResponderEliminar